El Ayuntamiento de Manilva recepciona, el nuevo depósito de agua del Hacho

|

Thumbnail



MANILVA | En la mañana de hoy el alcalde de Manilva, Mario Jiménez, acompañado del concejal de Infraestructura y Obras, Diego José Jiménez y de los miembros del equipo de gobierno, han inaugurado el nuevo depósito de agua del Hacho.

Carlos Cañabate y Manuel Cardeña, consejeros delegados de Acosol también han comparecido ante los medios para asegurar que "este es un depósito regulador de 10.000 metros cúbicos de agua que garantizará el futuro desarrollo de Manilva".
El alcalde Mario Jiménez aseguró en su intervención que "esta es una obra de gran importancia para el futuro del municipio y es una infraestructura que se hace posible con la contribución de todos los vecinos en el recibo del agua, y que hoy vuelve a ellos, a través de esta recepción".
Diego José Jiménez, edil de Infraestructura y Obras ratificó las palabras del primer edil asegurando que "este nuevo depósito lo pagamos todos los vecinos y seguro que Hidralia le dará el mejor uso para beneficio del municipio".
La nueva infraestructura que ACOSOL entrega al Ayuntamiento permitirá garantizar el suministro de agua en el municipio durante los próximos 25 años y "es uno de los grandes proyectos del actual equipo de gobierno para el futuro desarrollo de la zona donde se ubica y de todo el municipio", se asegura desde el Consistorio.
Con este nuevo servicio se incrementará la capacidad de suministro desde las conducciones principales de abastecimiento de la Costa del Sol Occidental, permitiendo una gestión conjunta y eficiente de los recursos disponibles.
Las obras han consistido en la rehabilitación y puesta en funcionamiento del depósito de 10.000 metros cúbicos situado en la urbanización El Hacho, que quedará integrado en el sistema de abastecimiento en alta como depósito de regulación del suministro al municipio, incluyéndose en el proyecto, las obras de conexión con el depósito de Costa, que abastece a Manilva pueblo, y las actuaciones complementarias necesarias para la integración de esta nueva infraestructura en el sistema de abastecimiento municipal.
La capacidad de regulación en este sector pasará de los 2.300 metros cúbicos actuales a 12.300 metros cúbicos. La actuación, que acomete la empresa Sando, ha tenido un presupuesto de más de 1,7 millones de euros que financia Acosol y que gestionará Hidralia.