España cierra sus fronteras terrestres por el coronavirus pero sin afectar a Gibraltar

|


Ministro Interior Fernando Grande Marlaska 1446765880 118589265 667x375


España restablecerá los controles de los puestos fronterizos terrestres a partir de la próxima medianoche y mientras dure el estado de alarma. Así lo ha anunciado el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, que ha dicho que "el objetivo no es otro que proteger la salud y la seguridad de los ciudadanos y contener la expansión del coronavirus".

Mientras esté en vigor esta medida, sólo podrán cruzar la frontera ciudadanos españoles y personas residentes en España, trabajadores transfronterizos y los que acrediten documentalmente causas de fuera mayor o situación de necesidad.

Según ha aclarado el ministro del Interior en rueda de prensa en el Palacio de la Moncloa, tampoco afectará el cierre de fronteras al personal diplomático extranjero (en desplazamientos vinculados a su actividad) ni al transporte de mercancías, para "asegurar la continuidad de la actividad económica y preservar la cadena de abastecimiento".

Según han aclarado fuentes de Interior, este restablecimiento de los controles fronterizos no afectaría, en principio, a Gibraltar.

Grande-Marlaska ha precisado que la decisión se ha tomado en coordinación con los países miembros de la UE y que se ampara en el artículo 28 del Tratado de Schengen, que permite imponer restricciones en las fronteras dentro de la Unión Europea en situaciones como la actual.

Poco antes de la rueda de prensa de Grande-Marlaska, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, había propuesto que se restrinja el acceso a la UE durante 30 días para contener la expansión del coronavirus, medida que abordarán los líderes de la UE en su cumbre por videoconferencia de este martes.

Se aplicarían excepciones a la entrada en territorio comunitario de ciudadanos de la UE que regresen a casa, a personal sanitario o científicos que estén trabajando en una cura y a personas que trabajen en un país vecino y deban cruzar la frontera para ello.

Von der Leyen anunció la propuesta en una rueda de prensa junto al presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, tras una videoconferencia con los socios del G7, a los que ha informado de esta iniciativa.