Inicio Costa del Sol Detenido en Estepona un presunto capo italiano implicado en un secuestro en...

Detenido en Estepona un presunto capo italiano implicado en un secuestro en Manilva, cuando acudía a la oficina de empleo

165
0

Disponible en: | Available in: English

El presunto capo italiano Giuseppe Refrigeri, detenido por la Guardia Civil el 26 de febrero en Estepona (Mälaga).

Giuseppe Refrigeri no es un desconocido para las policías de Italia y España.

En su país de origen es señalado como uno de los presuntos cabecillas de la Banda della Marranella, responsable de la distribución de cocaína, hachís y marihuana en las calles de Roma casi en régimen de monopolio.

En España, donde se ocultaba, está imputado desde diciembre de 2018, cuando fue detenido por primera vez, acusado de tráfico de drogas y organización criminal por dirigir supuestamente la célula de ese clan que operaba desde Málaga para enviar la droga desde España. Tras permanecer en una cárcel durante cerca de dos años y ser excarcelado, Refrigeri, de 66 años, volvió a ser detenido la pasada semana en España.

El arresto, realizado de nuevo por agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil, se produjo, sin embargo, en unas circunstancias muy diferentes a la primera.

El presunto capo mafioso estaba intentando regularizar su situación e, incluso, había acudido a la oficina de empleo de la localidad de Estepona, según detallan fuentes de la investigación.

La sospecha era que el presunto capo seguía oculto en la Costa del Sol. Sin embargo, las gestiones realizadas por los agentes del Equipo contra el Crimen Organizado de la UCO, realizadas en la localidad de Manilva (Málaga), donde el supuesto mafioso residía hasta su detención de 2018, fueron infructuosas, señalan fuentes cercanas a la investigación y donde se le vincula a un secuestro de dos personas, pero  no fue hasta febrero cuando detectaron su presencia en una zona de urbanizaciones de Estepona.

Según apuntan estas fuentes, Refrigeri llevaba una vida menos ostentosa que antes de su primer arresto e intentaba asentarse en la costa española. De hecho, había conseguido que la Policía le expidiera a su nombre un NIE (número de identidad de extranjero, documento que les permite hacer gestiones en España) e, incluso, había acudido en alguna ocasión a la oficina que el servicio de empleo tenía en la avenida de Andalucía de la localidad malagueña.

Fue precisamente cuando salió de la vivienda donde residía para hacer una de estas gestiones el pasado 26 de febrero cuando lo detuvo la Guardia Civil. No opuso resistencia. Portaba la documentación a su nombre que había conseguido en España.

Disponible en: | Available in: English

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here